Yar Kirsanov. Collage digital para diseccionar el mundo

Comparte

Con una subrayable trayectoria profesional como diseñador e ilustrador para marcas y proyectos dentro y fuera de Rusia, Yar Kirsanov deambula en torno a la figura humana desestructurando su morfología cotidiana en busca de la esencia interior.

La narrativa vanguardista de Yar Kirsanov

Hace cien años el mundo estaba inmerso en una compleja maraña geopolítica y socioeconómica. Se había salido de la Gran Guerra y se empezaba a fraguar lo que años después sería otro abismo para nuestra civilización: la Segunda Guerra Mundial. Fue en estas primeras décadas del siglo cuando nació el dadaísmo: una corriente intelectual y cultural que se rebelaba contra los pilares racionalistas de Occidente —por considerarlos artífices del colapso bélico— a través de una actitud burlesca, aparentemente irracional, que quebraba los postulados burgueses predominantes.

Collage digital. arte digital. Yar Kirsanov
Collage digital. arte digital. Yar Kirsanov

Artísticamente, este movimiento buscaba alterar los convencionalismos adquiridos para depurarlos; por lo que el collage fue una vía de expresión ideal —formal y conceptualmente hablando— para capturar el espíritu de su perspectiva creativa. Esta modalidad, muy utilizada también en otras importantes vanguardias, trascendió el siglo XX, y en plena era binaria sigue mostrando sus ilimitadas posibilidades plásticas gracias a creadores como Yar Kirsanov (Saratov, Rusia. 1984).

Collage digital. arte digital. Yar Kirsanov
Collage digital. arte digital. Yar Kirsanov

Con una subrayable trayectoria profesional como diseñador e ilustrador para marcas y proyectos dentro y fuera de Rusia, resulta particularmente interesante su labor como compositor visual en el campo del arte digital, al que llega tras un largo —y lógico—recorrido desde las técnicas clásicas del dibujo, la pintura y, por supuesto, el collage manual. Kirsanov deambula en torno a la figura humana —fundamentalmente la femenina, núcleo inspiracional de sus piezas— desestructurando su morfología cotidiana en busca de la esencia interior, poliédrica e inabarcable. Retratos que poseen cierto aroma a mitología posmoderna.

Collage digital. arte digital. Yar Kirsanov
Collage digital. arte digital. Yar Kirsanov

Collage digital para la mitología posmoderna

Su propuesta está en una circunscripción gráfica situada entre las obras del estadounidense Mike McQuade, del bielorruso Peter Bankov y de la ciberestética de Björk en su última etapa, la más experimental. Una combinación que halla su razón de ser no en la originalidad de la misma, sino en el ensimismamiento andrógino de alguna de sus creaciones más tecnológicas y en la mística oscura de otras series en blanco y negro.

Collage digital. arte digital. Yar Kirsanov
Collage digital. arte digital. Yar Kirsanov

Kirsanov maneja con destreza las texturas —tanto las sintéticas como las orgánicas— y las suma a las múltiples capas que conforman sus composiciones, obteniendo una armonía nada fácil que vertebra su peculiar narrativa. Respecto al color, oscila entre antagonismos cromáticos: de la austeridad absoluta del negro y su escala de grises, hasta la saturación —en ocasiones, fluorescente— del RGB de pantalla.

Collage digital. arte digital. Yar Kirsanov
Yar Kirsanov. Collage digital
Collage digital. arte digital. Yar Kirsanov
Yar Kirsanov. Collage digital

En definitiva, el trabajo de Kirsanov demuestra una innegable solvencia para adentrarse, por momentos, en una intensa latitud de complejidad emocional. Retazos digitales de melancolía en una época convulsa de superficialidad inherente, que nos reconfortan e invitan a recapitular el instante.

En este enlace puedes leer sobre otros artistas que utilizan el collage en su porfolio.

Tu opinión importa

Dinos, ¿qué te ha parecido este artículo?

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos 0

¡No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.