Balancing Barn

Comparte

© Edmund Sumner Courtesy of MVRDV and Living Architecture

Si como amante de la arquitectura moderna tiene que contentarse con ojear catálogos de residencias inasequibles o con pasear por edificios públicos, a partir de ahora va a poder vivir su pasión de otra manera. La organización británica The Living Architecture ofrece verdaderas experiencias arquitectónicas en residencias que se alquilan por semanas, por un importe tan abordable como el que pagaría por una casa rural bien acomodada en cualquier rincón de España.

La empresa, fundada por el filósofo Alain de Botton, quiere promover la arquitectura como experiencia entre un público no especializado. Por eso se propone realizar varios edificios de alojamiento en Gran Bretaña encargándolos a nombres relevantes en esta disciplina. Balancing Barn, o el granero en equilibrio, fue llevado a cabo por el estudio neerlandés MVRDV y es el primero de una lista de proyectos pensados por Peter Zumthor (Premio Pritzker 2009), Jarmund Vigsmæs Architects, NORD Architects y Hopkins Architects. El propósito es ante todo divulgativo, pues se trata de acercar los fundamentos de la arquitectura más contemporánea a cualquiera mediante el hospedaje por temporada corta.

En el caso que nos ocupa, la casa está en medio de un paisaje pintoresco con todos los ingredientes de la campiña inglesa: un bosque, un prado, un lago y el mar a pocas millas. Inspirada en la forma tradicional de un establo con su tejado a dos aguas, apenas se divisa desde la carretera pues tiene tan solo siete metros de ancho. El otro factor que permite confundirla con el entorno es el aspecto de su fachada cubierta por azulejos plateados que, además de camuflarla, reflejan el paso de las estaciones. Por lo demás, la vivienda es espectacular por dejar la mitad de su superficie suspendida en voladizo sobre un desnivel. De allí cuelga un columpio para disfrutar de esa proeza estructural.

En el interior, se ha optado por la armonía cromática en la decoración. La madera cubre tanto suelos como paredes o techos y da calidez al conjunto. Por lo demás, la construcción dispone de una cocina equipada, un gran comedor, y varias habitaciones dobles con algún toque de diseño contemporáneo como el sofá Polder de Hella Jongerius en el salón o las sillas Organic con pie Eiffel de Charles y Ray Eames en las habitaciones. Esta sencillez interior cede todo el protagonismo al paisaje que se impone en cada estancia mediante grandes ventanas correderas, o en el salón a través de un suelo acristalado. Entorno bucólico y arquitectura contemporánea son los dos ingredientes de esta propuesta vacacional.

Visita la web de MVRDV – Visita la web de Living Architecture

Tu opinión importa

Dinos, ¿qué te ha parecido este artículo?

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos 0

¡No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Tags

Comparte