El apartamento en Varsovia donde Katarzyna Baumiller borró la guerra y llevó el color

Comparte

La interiorista polaca Katarzyna Baumillar ha intervenido en el diseño de una vivienda en Varsovia que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial. Un ejercicio de arqueología arquitectónica en el que ha rescatado elementos de la época para insertarlos en la frescura de un interiorismo plenamente contemporáneo.

Un superviviente arquitectónico de la Segunda Guerra Mundial

El dolor de una guerra siempre se mide por la pérdida que deja. Pero hay otros indicios que también señalan las consecuencias arrolladoras de dicho conflicto. No hay más que pensar en cuántas urbes, edificios o monumentos han sido borrados del mapa por culpa del impacto de las balas. O en cuántos hogares han perdido sus paredes para servir como trincheras donde librar guerrillas cuerpo a cuerpo. Gaza, Alepo, Kiev… territorios que en su momento albergaron vida y que hoy son —o van camino de ser— cementerios arquitectónicos desolados. Un paisaje de ruina dedicado exclusivamente a la contienda.

apartamento en Varsovia, Segunda Guerra Mundial
Apartamento en Varsovia. Interiorismo de Katarzyna Baumiller. Fotografía: Agnieszka Murak / Alicja T

Si ese es nuestro presente es porque apenas hemos aprendido del pasado. A pesar del tiempo, todavía siguen latiendo históricamente los efectos de la Segunda Guerra Mundial, donde la reconstrucción de ciudades como Dresde, Rotterdam o Varsovia tuvo un papel crucial en el patrimonio. En la capital polaca fueron pocos los inmuebles que quedaron impunes ante los bombardeos, pero hubo algunos que salieron medianamente ilesos. En uno de ellos, la interiorista Katarzyna Baumiller ha plasmado una vivienda contemporánea con la intención de rendir homenaje a lo preexistente, pero no desde una nostalgia en blanco y negro, sino desde una estética llena de color y eclecticismo.

apartamento en Varsovia, Segunda Guerra Mundial
Apartamento en Varsovia. Interiorismo de Katarzyna Baumiller. Fotografía: Agnieszka Murak / Alicja T
apartamento en Varsovia, Segunda Guerra Mundial
Apartamento en Varsovia. Interiorismo de Katarzyna Baumiller. Fotografía: Agnieszka Murak / Alicja T

Quizás lo difícil de enfrentarse a un apartamento con más de 100 años de antigüedad sea caer en la obviedad de patrones poco imaginativos. Celebrar lo decimonónico como la única manera de explotar la grandeza histórica de un enclave; pero el ingenio de Baumiller ha sido capaz de sobreponerse a este hándicap. Uno de los motivos ha sido la ausencia de la ornamentación arquitectónica de aquella época: no es lo mismo rematar un cuadro que dibujarlo desde cero; y el lienzo que encontró la interiorista polaca dejaba espacio para experimentos creativos.

apartamento en Varsovia, Segunda Guerra Mundial
Apartamento en Varsovia. Interiorismo de Katarzyna Baumiller. Fotografía: Agnieszka Murak / Alicja T
apartamento en Varsovia, Segunda Guerra Mundial
Apartamento en Varsovia. Interiorismo de Katarzyna Ba Baumiller. Fotografía: Agnieszka Murak / Alicja T

Un paisaje colorista en un apartamento de Varsovia

Por ello, a pesar de recrear con respeto estos detalles decorativos, en vez de caer en tópicos aburguesados, Baumiller ha “yuxtapuesto deliberadamente ricas molduras de yeso, parqué clásico y puertas de madera tradicionales con baldosas reflectantes y acero lacado en color y vidrio para complicar el carácter burgués del edificio”. Así, el gusto por lo tradicional acaba supeditado al lenguaje geométrico y abstracto de cada uno de los muebles, muchos de ellos hechos medida por la diseñadora.

apartamento en Varsovia, Segunda Guerra Mundial
Apartamento en Varsovia. Interiorismo de Katarzyna Baumiller. Fotografía: Agnieszka Murak / Alicja T

Esta curiosa intervención podemos apreciarla en la cocina, enteramente dominada por una estantería de suelo a techo y una isla de trabajo en color rosa palo. Y por lo que respecta a las otras estancias, la sala de estar roba todo el protagonismo por medio de la lámpara vaporosa Oïphorique —pieza emblemática de Atelier Oï para Parachilna— que conjuga con el movimiento degradado de las cortinas ombré, presentes también en toda la casa.

apartamento en Varsovia, Segunda Guerra Mundial
Apartamento en Varsovia. Interiorismo de Katarzyna Baumiller. Fotografía: Agnieszka Murak / Alicja T
apartamento en Varsovia, Segunda Guerra Mundial
Apartamento en Varsovia. Interiorismo de Katarzyna Baumiller. Fotografía: Agnieszka Murak / Alicja T

Mientras que el blanco impoluto conquista los muros, este acoge en su seno la presencia armónica de tres tonalidades principales como discurso cromático del proyecto: rosa, índigo y malva. Una gama tonal que Baumiller vierte con inteligencia en la selección de un mobiliario lúdico, voluptuoso y escultórico. El sofá Lapis de Emanuel Gargano y Anton Cristell para Amura es un claro ejemplo de ello; pero también la torre de juegos para gatos tapizada en terciopelo azul realizada por ella misma: un volumen curvo en bucle que parece gritar Memphis con solo mirarlo.

apartamento en Varsovia, Segunda Guerra Mundial
Apartamento en Varsovia. Interiorismo de Katarzyna Baumiller. Fotografía: Agnieszka Murak / Alicja T
apartamento en Varsovia, Segunda Guerra Mundial
Apartamento en Varsovia. Interiorismo de Katarzyna Baumiller. Fotografía: Agnieszka Murak / Alicja T

Y es que esa ha sido la línea disruptiva de Baumiller en este apartamento de Varsovia, plasmar en un mismo lugar la idiosincrasia que siempre ha caracterizado los grandes movimientos del diseño: la plástica y sinuosa Space Age, la modernidad formal del diseño danés, la picardía colorista del grupo Memphis. Todo insertado con frescura en un ambiente donde no se pretende solo rendir tributo a la historia, sino escribir una nueva donde se dice adiós a la sobriedad de antaño.

apartamento en Varsovia, Segunda Guerra Mundial
Apartamento en Varsovia. Interiorismo de Katarzyna Baumiller. Fotografía: Agnieszka Murak / Alicja T
apartamento en Varsovia, Segunda Guerra Mundial
Apartamento en Varsovia. Interiorismo de Katarzyna Baumiller. Fotografía: Agnieszka Murak / Alicja T

En este enlace puedes leer otros proyectos de reforma residencial como el que Tenka hizo en Burgatoi.

¿Para quién está pensada esta reforma en un apartamento de Varsovia?

Para una pareja joven que vivía en Nueva York.

Tu opinión importa

Dinos, ¿qué te ha parecido este artículo?

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos 87

¡No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Si te ha gustado este artículo también puede interesarte...