Pavimento textil Boundary Metallics y Studio Set de Interface

Comparte

El concepto espacio de trabajo se encuentra en plena mutación. Este proceso -iniciado en los años 60- está teniendo un crecimiento exponencial desde las últimas dos décadas; especialmente, con la llegada de Google y la confirmación de un canon de oficina basado en zonas abiertas y entornos acogedores y lúdicos. Un canon que busca fomentar los lugares multifuncionales y un optimismo visual que repercuta en el bienestar de los usuarios.

Pavimento textil Boundary Metallics y Studio Set de Interface

En este nuevo contexto de cambio, Interface es hoy día el mayor fabricante de pavimento textil del mundo. Proyectos como Net-Works (reciclaje de redes de pesca) o estudios en el campo de la biomímesis y el diseño biofílico la han convertido -desde mediados de los noventa- en una compañía líder en criterios de sostenibilidad. Como resultado de estas investigaciones, y en respuesta a la creciente demanda de productos LVT (Luxury Vinyl Tile), Interface ha lanzado dos nuevas colecciones: Boundary Metallics y Studio Set.

Pavimento textil Boundary Metallics y Studio Set de Interface

Boundary Metallics juega con la imagen del metal erosionado por la acción de la naturaleza. Unos matices conseguidos gracias a un estudio milimetrado de la pigmentación, los patrones orgánicos y la textura. Su diseño aporta un toque industrial, como de antigua fábrica reconvertida en un área abierta, habitable y cambiante. “La belleza de Boundary Metallics -dice Kari Pei, Lead Product Designer de Interface- reside en su versatilidad. Gracias a su brillo y reflectancia, este producto cambia a medida que el espacio se ilumina, reflejando así cómo la naturaleza responde al sol”.

Pavimento textil Boundary Metallics y Studio Set de Interface

Frente a la estética contundente de la serie anterior, Studio Set busca la fuerza en los colores primarios. Tonos intensos cargados de luminosidad que propicia creatividad y productividad. Un entusiasmo cromático con el que ofrecer -continúa Kari Pei- “una paleta de colores que permite crear ambientes más agradables, colaborativos y llenos de personalidad”. Y no ha de extrañar esta actitud porque desde su fundación -a mediados de los setenta-, Interface ha tenido un motor: una visión positiva del futuro y la determinación por hacerla realidad. Su fundador, Ray Anderson, ya lo dijo en su momento: “Estamos en el negocio de crear el cambio. La sostenibilidad es buena para las empresas”.

 

 

Tu opinión importa

Dinos, ¿qué te ha parecido este artículo?

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos 1

¡No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Tags

Comparte