Concéntrico 09. 6 instalaciones imprescindibles que no te puedes perder

Comparte

Concéntrico, el Festival Internacional de Arquitectura y Diseño de Logroño, está de vuelta. Del 27 de abril al 2 de mayo de 2023 se desplegarán por la ciudad riojana las más de 21 intervenciones de arquitectura efímera que conformarán su novena edición. Un marco de experimentación y activación del espacio público donde participarán más de 60 diseñadores y arquitectos de 15 nacionalidades distintas. En ROOM Diseño te mostramos algunas de las obras que no puedes dejar de visitar.

Camille Walala. La plasticidad de su Sombra Proyectada

Sombra proyectada. Camille Walala. Concéntrico 09
Sombra proyectada. Camille Walala. Concéntrico 09

A Camille Walala se la conoce por sus propuestas murales en las que amalgama la plasticidad de intensos colores vivos y un sinfín de juegos geométricos; acciones que recuerdan a los porfolios de Victor Vasarely, Keith Haring y Sonia Delaunay. A pesar de que sus trabajos acostumbran a instalarse en la media y gran escala del paisaje urbano, en esta cita con Concéntrico se desenvolverá en el entorno de la popularmente acuñada Plaza Sin nombre. Un espacio de dimensiones más que reducidas, si uno tiene en cuenta los proyectos que Walala ha realizado para el London Design Festival, el Wanted Design neoyorquino o en sus colaboraciones para LEGO, como es el caso de la aclamada House of Dots.

Sombra proyectada. Camille Walala. Concéntrico 09
Sombra proyectada. Camille Walala. Concéntrico 09

De la mano del Institut Français, Walala presenta una serpenteante pérgola emparrada a tres tonalidades —ocre, azul klein y un magenta pálido— y asentada sobre unos pilares de estampado lineal con patrón de cebra. A su sombra, quedará un retablo azulado con el que se busca generar una zona para el encuentro y la confluencia de quienes se acerquen a él.

CAMP. El homenaje de Os Espacialistas a las formas puras de Le Corbusier

Camp la Leçon de Rome. Os Espacialistas. Concéntrico 09
Camp la Leçon de Rome. Os Espacialistas. Concéntrico 09

Hacia 1911, Le Corbusier puso un pie en Roma por primera vez. Sin embargo, no sería hasta 1923 cuando se decidió a publicar las notas de aquella visita. En un más que breve capítulo de su célebre libro Hacia una Arquitectura, aseguraba que esta debía ser plástica; rezumar un espíritu de artificioso orden; ir más allá de las cosas utilitarias y que, a partir de las geometrías fundacionales, estableciese relaciones conmovedoras entre los objetos y las personas.

A pies juntillas se han tomado las palabras de Le Corbusier los miembros de la oficina lisboeta Os Espacialistas. Con la coproducción por parte de la Embajada de Portugal, el estudio ha construido cinco volúmenes prístinos frente a la Catedral de Santa María de la Redonda. De izquierda a derecha: un cilindro, una pirámide, un cubo, un prisma y un esferoide. Quizá CAMP —el título que da nombre esta labor escultórica— rememore aquello que afirmó Le Corbusier en su cuaderno de viaje y que no dista tanto de lo que afirmó Susan Sontag en su ensayo Contra la interpretación: “El Camp es el amor a lo no natural, al artificio que es capaz de conmovernos”.

Camp la Leçon de Rome. Os Espacialistas. Concéntrico 09
Camp la Leçon de Rome. Os Espacialistas. Concéntrico 09

Crazy Army. Recetas Urbanas y el imperativo de educar en ciudad

Dentro del contexto de emergencia climática, suena inapelable que los cuidados sobre la ciudad y el compromiso de su diseño y evolución sean fundamentales para avanzar en los retos que se nos presentan. Es por ello que actividades como las que plantea el colectivo Recetas Urbanas —de la mano de la Fundación Daniel y Nina Carasso— son las que fomentan la implicación de los más jóvenes en la concepción de su escenario más próximo: su propio instituto y el medio que lo circunscribe.

La Rebelión del Crazy Army. Recetas Urbanas. Concéntrico 09
La Rebelión del Crazy Army. Recetas Urbanas. Concéntrico 09

Como si se tratase de una guerrilla que aspira a la toma de la escuela, Recetas Urbanas formula un ejercicio colectivo para rediseñar algunos de los elementos del centro educativo con el fin de reconectarlo con el área que colinda con él. Por esa razón se involucran a todos los estamentos que lo conforman —desde los técnicos a los profesores—, que participarán tanto en el proceso de ideación como en el de montaje de las instalaciones que lo alumbren.

Pabellón de seda. Paloma Cañizares, un plisado de seda, un pabellón áurico

Pabellón de Seda. Paloma Cañizares. Concéntrico 09
Pabellón de Seda. Paloma Cañizares. Concéntrico 09

Pliegues, pieles y plisados: eso es lo que nos trae la arquitecta madrileña, Paloma Cañizares, en su pieza para el Patio del COAR. Se trata de un capítulo más de su consabida investigación sobre las posibilidades tensionales de las fibras textiles. Con ello, Cañizares nos hace ver y entender que estas son capaces de mantener erguidas y ondeantes las telas.

Al contrario que un forjado, una zapata o una viga maestra, la seda —el material escogido para la ocasión— ofrece una liviandad y una ligereza inasumibles por cualquier otro componente constructivo. Aquí todo se hilvana, se entreteje y se pliega: los tejidos son la argamasa y su armazón de fibras la estructura. El resultado es un pequeño palimpsesto de color dorado que deja que la luz lo atraviese sin resistencia alguna.

Me como el mundo. Didier Fiúza Faustino, la belleza de mirarse y encontrarse

El minbar es el lugar de las mezquitas donde el imán remonta por una estrecha escalera para dar sus sermones. Pues bien, ahora el Paseo del Espolón tendrá su propio minbar. Bueno, mejor dicho, tendrá un minbar y su gemelo opuesto. Así lo recoge el artista portugués, Didier Fiúza Faustino, en un par de unidades andamiadas y enfrentadas, que invitan a transeúntes a ascender por sus escalerillas e iniciar un diálogo o un monólogo con quien esté dispuesto a escucharlos.

Me Como el Mundo. Didier Fiúza Faustino. Concéntrico 09
Me Como el Mundo. Didier Fiúza Faustino. Concéntrico 09

El conjunto consiste en unos bloques amarillentos, a modo de terrazas elevadas, que se colocan en medio del paseo para afirmarse a uno mismo: ya sea expresando me siento, me parece, me cuestiono, me alegra, me entristece, me como el mundoEn definitiva, para decir yo con la ilusión de descubrir un interlocutor que, a diferencia de lo que ocurre en la dimensión digital, te responda a viva voz que no estás solo.

La fuente urbana de Un Parell d’Arquitectes:

Aún habrá que esperar un poco para vislumbrar lo que mostrarán los arquitectos catalanes Un Parell d’Arquitectes en la Plaza de San Agustín; aunque, a juzgar por intervenciones previas como las de Can Sau, Gruta, Ágora o Vestir la Plaça, seguro que no defraudan.

Fuente urbana. Un Parell d’Arquitectes. Concéntrico 09
Fuente urbana. Un Parell d’Arquitectes. Concéntrico 09

A Concéntrico nos traen una fuente: esa figura de la urbanidad destinada antiguamente al encuentro social y al placer recreativo. La dupla catalana, formada por Eduard Callís y Guillem Moliner, encajarán un gran chorro fontanal en el ángulo que queda entre la Plaza de San Agustín y la calle Portales. Una pieza vertical que quedará al abrigo del campanario de la Iglesia de Santa María de la Redonda y la chimenea de la vieja Tabacalera.

En este enlace puedes leer más sobre otras ediciones del festival Concéntrico.

¿Cuánto dura el festival Concéntrico?

Del 27 de abril al 2 de mayo.

Tu opinión importa

Dinos, ¿qué te ha parecido este artículo?

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos 1

¡No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.