Altdeutsche. Studio Job

Hace poco me sorprendía una noticia. El Sr. Van Rompuy, Presidente del Consejo Europeo, había adquirido una pieza de Studio Job para su despacho oficial. La imagen del escueto político conviviendo y trabajando con el universo lúdico y poético de Studio Job me resultaba tan explosiva como esperanzadora para la creación contemporánea.

Altdeutsche Cabinet. Studio Job

En los últimos tres trabajos de Nynke Tynagel y Job Smeets para Moooi, se vuelven a unir maximalismo y decoración expresiva. Un reloj de pared, un baúl y un armario son las tres piezas que combinan la tradición con el colorido y la profusión semántica de Studio Job. Si bien usan unos objetos y unos métodos de trabajo artesanales, el resultado es absolutamente moderno. Las ilustraciones con las que intervienen los muebles juegan con imágenes y signos en un lenguaje propio e icónico. Un discurso visual que hace pensar en El Bosco o en Brueghel, o lo que es lo mismo, en imaginería barroca y apocalíptica, aunque en el caso de Studio Job, con un tamiz punk e incluso mexicano. Casi cómic pop.

Altdeutsche Clock. Studio Job

Las calaveras, por ejemplo, se mezclan con comprimidos, y las margaritas naïf con el emblema de la victoria. Las cruces, sobre todo en el armario, trasladan al usuario a una atmósfera más mística en un cruce manierista entre artes decorativas y modernidad. Una exuberancia simbólica con la que Studio Job saben transformar actos tan cotidianos como abrir un armario u ordenar una cómoda, en una experiencia existencial con una buena dosis de ironía.

Visita la web de Studio Job – Visita la web de Moooi

Tu opinión importa

Dínos, ¿Qué te ha parecido este artículo?

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos 0

¡No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Si te ha gustado este artículo también puede interesarte...

Tags

Comparte